Música para la madrugada 4: Vacaciones

Hola:

Estimados lectores de Stereophenia, quizás ya se habrán dado cuenta, soy un escritor muy lento (y esto lo saben mejor aquellos que también siguen mi blog). Sino me creen solo hace falta preguntarle a Gervasio el número de días que vio el borrador de alguno de mis últimos tres posts que no son stereoflahs.

El caso es que fui de visita a la Ciudad de México a, como dijo Gervasio en los comentarios, asistir a los conciertos de Radiohead, originalmente solo a la primera fecha que abrieron, el lunes 16 de Marzo, pero la suert eme sonrió y acabe asistiendo también a la fecha del domingo.

Pero hoy no hablaré de los conciertos. No aún.

Hoy haré lo que siempre hago en esta sección y que por eso me gusta tanto. Hablaré de mi.

Ya dije porque no han visto actividad de mi parte ultimamente, ahora explicaré porque no verán nada de mi los próximos días. Mañana me someto a una operación, que si bien es casi menor y relativamente común, por precaucción tendré que pasar un par de días en observación y varios más en recuperación, por lo cual no tengo fecha real en la que podré volver a estar en la computadora.

Y hasta el momento Stereophenia no nos ha hecho lo suficientemente ricos como para contratar secretarias a quienes dictarles mis posts.

Así que se quedan ustedes en las excelentes manos de Gervasio.

Hablando de Gervasio, mi viaje al distrito igual sirvio para (por fin) conocernos personalmente, lamentablemente el destino quizo que quienes me acompañaban no estuvieran en disposición de pasar mucho tiempo en el Pasaguero, por lo cual la reunión fue realmente corta. De nuevo, una disculpa por la aguadez de mis acompañantes. Pero sirvió para confirmar que aparte de ser una persona que sabe de lo que habla y un excelente compañero de blog (supongo que el si tendría de que quejarse sobre mi y mis tiempos de entrega), es una persona muy amable y divertida con quien platicar.

Y por supuesto, tomarse un par de cervezas.

Como esto ya esta sobrepasando mi cantidad usual de charla sin sentido aparente, ahora si, a la música.

Amo Waterloo Sunset de los (muy) infravalorados Kinks.

Casi puedes escuchar a Blur, Oasis y Stone Roses tomando apuntes.

Y hoy esta canción tiene que ver conmigo, porque supongo que estaré algunos días como el protagonista de dicha historia, solamente viendo el atardecer. Y esto, basicamente, como ya dije, por ordenes medicas.

Every day I look at the world from my window
But chilly, chilly is the evening time
Waterloo sunsets fine.

Y por unos días ver solo el atardecer no estará tan mal.

Los veo en unos días, los dejo en buenas manos y deseenme suerte.

-LB.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: