Stereoscópio – Green Day / 21st Century Breackdown

De acuerdo a sus creadores esta ópera-rock nació casi por casualidad, difícil de creer, y más difícil aún cuando se escucha el disco. Una track sobre otro que embonan perfectamente como piezas de rompecabezas, un tema cuidadosamente desarrollado con letras que se van tejiendo durante el desarrollo para sorpresa del escucha. No, no fue casualidad, hasta suena forzado, escuchamos la intención desde el principio… Y está perfecto.

Mas allá de repetirse el trió californiano logra desarrollar de forma más estudiada la idea de generar una pieza completa capaz de contar una historia y ser altamente militante. No dejan espacio al error y han aprendido a lo largo de cinco años la forma de dejar de sonar a la bandita preferida de los underdogs y convertirse en un verdadero masaje cerebral inducido por los oídos para aquellos que los buscan en vivo.

Know Your Enemy no es nada, tiene el 2% de la efectividad que tiene lo que viene.

 

Los trucos de los que se valen de la mano de Butch Vig demuestran que han escuchado mucho a los amos del género, Queen, Meat Loaf y The Who; suenan obvios, pero funcionan perfectamente para mostrar el desarrollo de la banda y ponen a prueba su capacidad para crecer principalmente en el terreno de lo vocal y lo rítmico (Tre Cool presume que durante los ensayos le han salido músculos que no sabía que existían). Suenan a Green Day, mucho, pero se nota que están pasando por una metamorfosis y que ahora son una banda de estadios y producciones que se pueden definir con una palabra: épicas.

Se acercan al rock pop de estadios, pero no está mal, lo hacen manteniendo su esencia y haciendo una declaración política sólida, masiva y criticable para algunos, pero funcional y honesta. Para algunos siempre existirá la controversia de que vender un disco (200 varos) basado en un discurso anti-institucional sería contradictorio y es finalmente mercadológico, pero eso sería harina de otro costal; la idea es que Green Day tendrá que seguir ese camino y será el único representante de su generación en pasar de la juventud a la edad adulta como una gran banda.

La pregunta que me atormenta desde que escuché este disco es: Si tenemos la música, sus creadores e intérpretes, los intelectuales, el contexto necesario, la edad, los medios… ¿Qué mierdas le pasa a esta generación que parece enfrascada en vivir de futbol, cerveza y moda y no intenta cambiar el mundo?, ¿Neto es más cómodo pasar por estulto mientras ves MTV o TV Azteca que actuar?, ¿Te llena tener lana para tus chelas, tener un trabajo y manter a la familia del policía huevón y corrupto del semáforo? ¿Te satisface lo que vives o sólo no quieres arriesgar el comfort?

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: