Archive for the ‘Reseñas’ Category

The Suburbs

Es simple, Acarade Fire ya refinó su numerito, ya nos demostró que finalemnte podía hacerlo perfecto y contundente.

Les dió la razón a los que pensaron que su visión era la narrativa de una generación, les dió la razón a aquellos que veían que el crucugrama sólo se veolvería más complejor pero más interesante, les dió la razón a los que pensaron que se merecían toda la atención que ganaron.

The Suburbs  declara, desola, desglosa, desintoxica. The suburbs narra y libera.

Ahora sólo les resta demostrarnos que son capaces de reescribirse, que no son lo perros que se aprendieron el camino, que son genios y que están dispuestos a robarse el libro de la música pop del siglo XXI, que la lucha nunca más volverá a ser de dos, que Canadá también está dispuesta a dar la cara.

Esperemos que no sean sólo chispitas y que siempre están listos para empezar, otra vez. Nos vemos en dos años.

Powered by Qumana

Anuncios

Estereoscópio/ Bestia – Hello Seahorse! 4.5/5

La industria discográfica está en franca decadencia, de la nacional ni hablamos; aún así, por medios tradicionales o formatos alternativos se siguen generando millones de propuestas cada día, se editan cientos de álbumes, EP’s, sencillo, samplers, compilados, etc.

Sigue siendo difícil elegir lo que se escucha, sigue siendo difícil no caer en la trampa de los grupos prefabricados, propuestas vacías, estilos repetitivos y sobre todo en la actualidad, no caer en la trampa de auqellos hipsters que quieren convertir cualquier novedad en “The Next Best Thing” nada más por proceso de presipitación… con un poco de suerte en algunos años podrán decir: yo lo dije primero.

Yo no soy el primero en decirlo y en este blog tendemos más a los clásicos que a las novedades, pero les voya  dar un consejo sobre en que pueden invertir los siguientes 100 pesos que traigan en su bolsillo: El nuevo larga duración de Hello Seahorse!, Bestia. Sigue leyendo

El cómic como ejemplo para la industria musical.

En mis ratos libres (entre chamba, novia, blogs, música, twitter y dead until dark) desarrollo una investigación básicamente sobre la música digital y su impacto cultural, creativo y de mercado. La pregunta más recurrente en los textos que refieren a este tema es, en mis propias palabras ¿Qué pueden hacer las disqueras por rescatarse en la era de la música digital?

Ayer mientras leía la revista Billboard (Junio 13, 2009. Volumen 121, No. 23) encontré en la editorial principal un artículo de Keith Jopling, quien propone a las disqueras mirar con atención el caso de Marvel y su movimiento de rescate desde hace una década.

Me pareció interesante y útil, de modo que, sin permiso ni nada similar, me tomé la libertad de traducirlo (con la valiosa colaboración de Petitscottish) y compartirlo con todos los lectores de Stereophenia. Aquí se los dejó, léanlo con tiempo y calma, está largo, a ver si les parece tan interesante como a mi, aún si sólo son fanáticos de los cómics, o sólo de la música (como yo), o de ninguno de los dos. Me parece que ahí es donde los sellos tendrán que buscar opciones antes de irse al carajo, nuevos modelos que les permitan sobrevivir sin los precios estratosféricos que arrasan los bolsillos de los usuarios y si joder al artista como han venido haciendo hasta ahora.

Gran poder, gran responsabilidad.

Lo que pueden aprender las grandes disqueras de Marvel Comics

La música está siendo consumida por más personas en más formatos que nunca antes; sólo tenemos que pensar cómo hacerlo redituable.

¿Cuántas personas han dicho esto? Al menos más personas en más lugares que nunca antes. Y ninguna de ellas parece tener todavía la respuesta. Las ventas de discos están a la baja, y el formato digital a puesto en duda el papel que las disqueras jugarán en el futuro. ¿Qué pueden hacer?

Sigue leyendo

Estereoscópio – Manic Street Preachers / Journal for Plague Lovers

Journal for Plague Lovers

Journal for Plague Lovers

Durante el otoño pasado en el portal de los Manics, Nicky Wire anunció que la banda se había reunido para grabar un nuevo disco y que habían decidido que ya era el momento de emplear los esbozos que había dejado Richey en su cuaderno… Él mismo planteó la idea de que podría ser una segunda parte de The Holy Bible.

Desde ese momento los entusiastas del grupo, como este tecleador, comenzaron a salivar. A crear expectativas, esperanza. ¿Sería éste el disco que desde hace años se esperaba del trío? Sí, lo es.

Desde la primera vuelta que se le da a la pieza uno reconoce el viejo genio de los Manic, sus puntos fuertes, una sección rítmica incansable y precisa, avivada por guitarras filosas y letras complejas que tienen mucho que decir sobre la naturaleza humana pero que además parecen tener el don de la vigencia perene. Sigue leyendo

Stereoscópio – Green Day / 21st Century Breackdown

De acuerdo a sus creadores esta ópera-rock nació casi por casualidad, difícil de creer, y más difícil aún cuando se escucha el disco. Una track sobre otro que embonan perfectamente como piezas de rompecabezas, un tema cuidadosamente desarrollado con letras que se van tejiendo durante el desarrollo para sorpresa del escucha. No, no fue casualidad, hasta suena forzado, escuchamos la intención desde el principio… Y está perfecto.

Mas allá de repetirse el trió californiano logra desarrollar de forma más estudiada la idea de generar una pieza completa capaz de contar una historia y ser altamente militante. No dejan espacio al error y han aprendido a lo largo de cinco años la forma de dejar de sonar a la bandita preferida de los underdogs y convertirse en un verdadero masaje cerebral inducido por los oídos para aquellos que los buscan en vivo.

Know Your Enemy no es nada, tiene el 2% de la efectividad que tiene lo que viene.

Sigue leyendo

Stereoscópio – Silversun Pickups – Swoon

Es muy difícil escribir hermenéuticamente sobre música, es más, Frank Zappa un día vomitó sobre dichos intentos, para calificarlo de absurdo (lo demás de la historia investíguenlo). Pero aún así existen necios, como los stereophénicos que sostienen que el mundo es mejor si existe la música, y que una forma de contribuir a un mundo mejor es generando información a partir de ella y recomendar lo mejor que encuentren, sobre decirlo, haciendo un esfuerzo gratuito.

Nuestra música es el rock, fuerte, poético y sobre todo, afín con nuestro contexto, ese que habla de un mundo en decadencia o de la chica que nos abandonó por uno más alto o más fuerte. Y aunque este tecleador goza siempre de los arreglos intrincados, el detalle, las letras serias y líneas melódicas variadas (además de las letras sexosas y divertidas), estás vez hay un disco que dista de ello y que por más que lo intenta no puede expulsar de su reproductor: el segundo material de larga duración de los Silversun Pickups, Swoon.

Es bien fácil comparar a dicho conjunto con los Smashing Pumpkins, y sus detractores no se han cansado de hacerlo, aunque la realidad es que reducir las música de estos angelinos a eso es perderse la mitad de la película. Más allá de sus influencias (el shoegaze,  My Bloody Valentine, Velvet Underground y el grunge robusto y más velóz) ellos están logrando una identidad y sonido propio, robusto, veloz, pero con suficiente espacio para las emociones.

Sigue leyendo

Estereoscópio: Kingdom of Rust – Doves

A la tercia de Wilslow le acusan sus detractores de tener una paleta de sonidos limitada, pero esa debilidad los obliga a ser más agresivos al momento de explorar con texturas, líneas melódicas y trucos de estudio y en esta ocasión a las letras y los ensambles vocales.

Con sus integrantes rozando los 40 se lanzan con prisa a una granja en su ciudad natal a registrar en cinta Kingdom of Rust, el álbum que sigue al multilaureado Some Cities; afortunadamente tiene poco que ver con éste y más con sus dos anteriores producciones. En 11 tracks el grupo demuestra sus habilidades para crear atmósferas musicales y su experiencia para integrarlas en canciones coherentes, disfrutables y que con el tiempo se vuelven entrañables a los oídos, aún para los no iniciados en la música de este trío.

Con sonidos que nos remiten a su pasado como el grupo electrónico Sub Sub, y un ensamble de la sección rítmica que enmarca perfectamente las piezas en las que la voz se utiliza como un instrumento más y una producción impecable, Doves nos lleva en un viaje en el que la ironía y la melancolía reinan y se apoderan de nuestra mente hasta el punto de querernos hacer bailar sobre el dolor.

Sigue leyendo

Estereoscópio: Grace/Wasteland – Peter Doherty

Eufonía es el término que describe la composición de palabras que gracias a la habilidad del escritor u orador suenan bien juntas, opuesto a la cacofonía, y esa es justo la mayor habilidad del junkie favorito de las revistas del corazón. Crear poemas con un ritmo y rima precisos, darles un tono ideal y respaldarlo con tapiz de sonido perfecto.

Siente un profundo respeto por la cultura e historia británica, sentido de la melancolía propios de su tierra y una voz que así como alguna vez nos puso a agitar la cabeza ahora nos puede ponernos en un estado de reflexión profunda. Acompañado en la producción y la guitarra por Graham Coxon logra generar piezas entrañables y que a base de escuchadas se nos clavan poco a poco.

El arranque con Arcadia, su imagen de un lugar perfecto (sin necesidad de autoridad) es preciso, nos hace querer escuchar más; The Last of the English Roses

Sigue leyendo

8 Discos del 2008 – Brillante

Vampire Weekend – Vampire Weekend

Vampire Weekend – Vampire Weekend


Cada año surge una nueva banda de la cual todas las revistas inglesas (principalmente) dicen que salvaran al mundo con su música, lo cual crea tanto hype que al final lo que menos importa es, pues, la música. Pasó con Franz Ferdinand, Arctic Monkeys, Kaiser Chiefs, Bloc Party y las que se acumulen la próxima semana. Con Vampire se repite la historia, ¿es eso malo? No con este disco debut. Son jóvenes, fancy y continúan la tradición de músicos como Peter Gabriel y Paul Simon de querer compaginar los ritmos africanos con la música pop. A-Punk fue la punta de lanza, pero los ritmos se derraman (literal) en canciones como One (Blake’s Got A New Face) y Cape Cod Kwassa Kwassa.

Kings Of Leon – Only By The Night

Kings Of Leon – Only By The Night


Cuando Interpol sacó a la venta Antics, muchos no podían dejar de escucharlo por lo pegajoso de sus canciones. Este año Kings of Leon repitió el hechizo con su propia fórmula. Cuando se pensaba que no podían llegar más allá de Because of Time ni de On Call (una de las canciones con ganchos más inolvidables de los últimos años) llegan con este disco que por su precisión parece producto de laboratorio, pero la honestidad se siente en canciones como Use Somebody o el sencillo, Sex on Fire. Manhattan puede parecer un standard del álbum, comienza difícil, pero llega al glorioso coro.

Santogold – Santogold

Santogold - Santogold


El ritmo es un desafío jocoso y las rimas lo son aún más, eso es lo que no dice Santogold en su disco debut, el cual es el paso lógico en la música después de M.I.A. pero no por esto debe tomarse como una copia o como una segundona, tiene los suficientes beats para pararse junto a la otra dueña del dancehall y no lucir chaparra. El disco debe entenderse como se hacían con discos como Pills ‘n’ Thrills and Bellyaches, una fiesta de principio a fin sin escalas. Esto (la producción, la música, el concepto) es lo que va a estar sonando todo el próximo año.

Foals – Antidotes

Foals - Antidotes


El new wave ya no tiene ídolos, al menos ninguno que no sea Duran Duran (hablando en retorspectiva, desde luego) o no rebase los 35 años. Es ahí donde entra Foals con su disco debut que suena tan fresco como progresivo. Tampoco estamos hablando de un Rush o los solos de batería de Yes, sino de una banda que explora su música por medio de tonos similares que en lugar de hacer que todo suene igual, le da una coherencia a la grabación que realza la frescura. Qué después de todo es de lo que se trata el New Wave.

Elvis Costello & The Imposters – Momofuku

Elvis Costello & The Imposters – Momofuku


Momofuku solo se parece a When I was Cruel (el disco que sirvió de regreso a Costello en el 2002) en que comparten el mismo autor. Momofuku es menos pretencioso, pero más directo, ideal para una época a la que le faltan héroes que busquen la eficacia sobre las ventas millonarias, y una buena melodía sobre el video en MTV. Costello expone su concepto del rock al no tener un concepto. El disco más punk de este año fue hecho por una persona que su último disco fue uno de jazz y tomo su nombre artístico del Rey del Rock.

Brian Wilson – That Lucky Old Sun

Brian Wilson - That Lucky Old Sun


Hay que comenzar diciendo que este álbum no es la tan anticipada continuación del SMiLE, lo cual no es malo en absoluto, pues lo que el disco de la sonirsa lo tenía de complejo, este lo tiene de fresco. Es un tributo de Brian a las playas que vieron nacer y crecer a los Beach Boys. Se quita un poco el sonido de antaño, y aunque no se aparta de la nostalgia ya característica en su estilo, logra crear un disco que suena fresco con sus multiples paredes de coros y esa instrumentación que logra que el pop barroco se vuelva algo taraleable nuevamente.

Oasis – Dig Out Your Soul

Oasis - Dig Out Your Soul


Hablar de un nuevo disco de Oasis siempre es complicado, la gente espera una continuación del Morning Glory, y nunca van a aceptar madurez como un sinónimo para la banda que grabó Supersonic. Y sin embargo, quizás por primera vez en la historia, Oasis es una banda de verdad. No hay canciones grandilocuentes como The Masterplan o All Around The Wolrd, hay buenas canciones donde la banda se apoya en las fortalezas de cada integrante. Es quizás también el disco más escandaloso de Oasis, las guitarras distorsionadas están por todos lados y logran conectar todo lo que en su disco pasado dejaron flojo. Wonderwall aún puede esperar.

Ese fue el listado de los 14 discos del año pasado que aquí en Stereophenia consideramos como los mejores, aquellos que nos mantuvieron de buen humor, soñando, ajenos a la crisis económica mundial, perfectos escapes cuando los demás tenían reggeaton en sus ipods. Y en otra muestra de civilidad y buen entendimiento, también logramos ponernos de acuerdo sobre el que consideramos es el mejor disco del año, aquel que con el tiempo seguirá siendo escuchado y que cuando pregunten que paso en el 2008 podremos decir: fue el año en el que se lanzó…

Tv On The Radio – Dear Science

Tv On The Radio – Dear Science


Gervasio: Después de hacer un disco en el que el instrumento principal era la voz de Scarlet Johanson, David Sitek reorganizó su grupo y se encerraron en un laboratorio sónico para experimentar con ellos mismo. El laboratorio arrojó las mejores canciones que han realizado, con la misma magia rítmica y melódica que ha hecho que todas sus canciones se claven en nuestra cabeza, pero con mucha más claridad lírica y con una tendencia hacia la simplificación que te obligan a querer cantar y bailar al ritmo de cada sonido que expelen las bocinas. No, no les costó trabajo, simplemente no tuvieron miedo a explotar.

Brillante: Quizás muchos recuerden aquellas tardes de sábado cuando pasaban la trilogía completa de Volver al Futuro. Viajes en el tiempo, patinetas que volaban y tenis que se ajustaban solos. Todo era tan excitante y todo gracias a la ciencia. Este disco es lo mismo, todos los experimentos, todas las voces, todos los coros donde solo faltaba fisicamente David Bowie (porque sonicamente ya estaba), cada uno de los arreglos, todas las mezclas de instrumentos hechas en el laboratorio (que aparentemente se encuentra en la cabeza de la banda) crearon las once canciones más emocionantes y hermosas del año.

7 Discos del 2008 – Gervasio

Nick Cave & The Bad Seeds – Dig!!!! Lazarus, Dig!!!!

Nick Cave & The Bad Seeds – Dig!!!! Lazarus, Dig!!!!

Primero tenemos que decir, que sin la exploración que fue Grinderman, este disco no sería lo que es. De primera oída te atrapa, lo que provocó juicios superficiales sobre que a Nick Cave le habían “rebajado el pulque”, “cortado los huevos”. Cuando te acercas te das cuenta de que ahí está, el diabólico poeta mentándo la madre y llenándote los oídos de sangre y semen, claro, no como si fuera el microbusero de la esquina, sino como un artista; un poeta del diablo que en esta ocasión encontró la forma de hacerte llegar la maldición con menos dolor y mucha más melodía.

 

 

 

Elbow – The Seldom Seen Kid

Elbow – The Seldom Seen Kid

Elbow se ha esforzado mucho, tal vez se ha esforzado de más, siempre entrega piezas muy limpias, muy pensadas, muy exactas; hasta hoy. The Seldom Seen Kid nos muestra a un grupo que se ha esforzado mucho, pero que dejó que la emoción venciera a la razón y así que el estilo, la clase y la magia llegaran por sí solos, finalmente lo han hecho muchas veces. Su escucha produce impactos, más en el interior del pecho que en el cerebro. No creo que se le esté sobrevalorando, pienso que su esfuerzo lo amerita y la creación de una canción como Grounds to Divorce lo demuestra.

 

 

 

Mercury Rev – Snowflake Midnight

Mercury Rev – Snowflake Midnight

No todo es la realidad como la vemos, a veces, hay que poner un poco de nuestra parte, desbloquear la imaginación y dejarnos llevar. En esa categoría entra Snowflake Midnight, un viaje excéntrico por pasajes bizarros casi surrealista, tan siniestro y dulce queprovoca escalofríos. Miles de elementos encapsulados en nueve piezas que no es necesario entender; que no siempre cuentan historias, sino describen paisajes y emociones. Siempre se celebra cuando algún grupo centra sus ideas; en este caso vale la pena celebrar que Mercury Rev ha vuelto a dejar su imaginación divagar y romper sus propios paradigmas.

 

 

 

The Cure – 4:13 Dream

13 Dream

La idea original era lanzarlo como un disco doble, lo cuál nos hizo pensar a muchos en ese eterno problema de autoedición de Robert Smith. Algo pasó en el camino, lo que ahora llaman un “happy problem”. Entregaron una pieza concisa, sólida, vibrante y sobre todo con mucha personalidad. A pesar de la atinada integración de muchas guitarras y menos teclados, no escapa del eterno “sonido the cure”, pero: ¡Qué Bueno! Esa es la mejor parte, el gran sonido, de una gran banda con un toque renovado y en obras frescas… Después de escuchar 4:13 Dream, escuchar su parte no publicada despierta mucha curiosidad.

 

 

 

Stephen Malkmus – Real Emotional Trash

Stephen Malkmus – Real Emotional Trash

Escuchar el disco de un tipo que es bien conocido por su proclividad a aferrarse a su guitarra y hacer crecer las canciones hasta niveles infinitos no es lo más motivante del mundo. Para mi sorpresa en este caso ni lo sentí, cuando me di cuenta trepado en la montaña rusa que construye el ex Pavement con su guitarra y que tiene como rieles letras aventureras y divertidas caracterizadas por la imaginación de su creador. Gran variedad de estilos y líneas líricas que no permiten el aburrimiento y que hacer de su fruición una saga variada de  emociones y colores. Su paleta es amplia, y para algunos difícil, pero una vez que logre superar esos obstáculos el premio será muy grande.

 

 

 

Brian Eno & David Byrne – Everything That Happens Will Happen Today

Brian Eno & David Byrne – Everything That Happens Will Happen Today

Todo mundo quiere compararlo con Bush Of Ghosts, pero no, se trata de una obra distinta en origen, objetivo, visión y sonido. Después de 27 años de su primer colaboración este par de miembros dorados de los anales de la música se reunen para dominguear, hechar palomazos, de la onda “tengo unas rolas desde hace tiempo, ¿les quieres poner letra y voz?”. Podría ser útil describir su sonido: a veces trip-hop, a veces country electrónico, a veces gospel, a veces pop espacial y a veces rock onírico; o todo junto. Pero lo importante es que se trata de un conjunto de piezas más que disfrutables, placenteras, que llenan los sentidos y que, a pesar de lo oscuro de sus letras, te hacen pensar en ese cálido lugar que algunos llaman hogar.

 

 

 

Ryan Adams & The Cardinals – Cardinology

Ryan Adams & The Cardinals - Cardinology

Ryan Adams es exéntrico, por lo tanto, cuando quiere hace canciones complejas y cuando quiere hace las canciones más amigables del mundo; y esta placa es eso un set de canciones amigables para cerrar contrato con Lost Highway y  nos deja ver a un músico que ha retomado un poco de su equilibrio mental y lo pudo plasmar en piezas sólidas , sin dejar de entregar grandes letras, y que nos permite ver con claridad su habilidad para trabajar como parte de un grupo, a pesar del pedal steel. Yo ya dejé de esperar el nuevo Gold y afortunadamente me dejé sorprender por Cardinology, que como su nombre lo dice es una placa que te permite estudiar a fondo a Adams y su grupo. ¿Confesional? Puede ser; ¿Maduro? Definitivamente; ¿Valioso? Por completo.